La felicidad, un deseo natural

“Todos los hombres, hermano Galión, quieren vivir felices; pero al ir a descubrir lo que hace feliz la vida, van a tientas; y no es fácil conseguir la felicidad en la vida, ya que se aleja uno tanto más de ella cuanto más afanosamente la busque, si ha errado el camino; si éste lleva en sentido contrario, la misma velocidad aumenta la distancia. Hay que determinar, pues, primero lo que apetecemos; luego se ha de considerar por dónde debemos avanzar hacia ello más rápidamente, y veremos por el camino, siempre que sea el bueno, cuánto se adelanta cada día y cuánto nos acercamos a aquello a que nos impulsa un deseo natural”

Séneca, Sobre la Felicidad, Capítulo I

Indagar con cierta profundidad cuestiones como las presentes puede resultar pesado para algun@s. Sin embargo, si es verdad que todos deseamos ser felices y no sufrir, como afirma también la filosofía budista, el determinar qué sea para nosotros la felicidad (una felicidad que, quizá, no dependa simplemente de determinadas circunstancias externas) y cuál sea el camino a seguir para encontrarla, es de capital importancia.

¿Qué es para ti la felicidad? ¿Cuál es el camino que conduce a ella?