fragmento

…La belleza descansa, confiada, en el alma de cada persona, animal y planta.

Uno se queda perplejo ante su visión, y no resta más que contemplar, libre de juicio y opinión,

la puerta que se abre…

Observa la belleza sutil que hay a tu alrededor, y deja que te inunde…