“El defecto de los hombres no es el de estar enfermos:

es el de llamar salud a su enfermedad,

y por eso no buscan curarse

ni realmente saben qué es salud y qué enfermedad”

Alberto Caeiro