La filosofía, un fin en sí mismo

Dejo a continuación un enlace que, de fondo, reflexiona sobre el sentido que tiene formarnos y dedicarnos a lo que nos dedicamos en la vida. Hoy día, dados los valores capitalistas predominantes, parece que lo más importante sea hacer aquello de lo que después podamos extraer algo, generalmente dinero.

Ya alertaba la Escuela de Frankfurt que el pensamiento propio de la economía capitalista, una razón instrumental con arreglo a fines (en el que todo se convierte en un medio para otra cosa) estaba inundando todas las áreas de la vida.

Y es un peligro, porque en el disfrute de hacer las cosas por sí mismas -igual que el niño juega por jugar- encontramos una de las condiciones para disfrutar de la plenitud y la riqueza de la existencia. Es la misma receta para las relaciones, no tratar al otro como un medio para un fin (no usar a la persona como si fuera un producto), sino como un fin en sí mismo.

Hacer aquello que sintamos profundamente. Esto es mucho más importante que si vas a poder trabajar de eso o no. La vocación es sagrada, es el propósito, el sentido de una vida. Y, como dice V. Frankl, no se trata de lo que tú esperas de la vida,sino de lo que la vida espera de ti. Los recursos, tanto si haces una cosa u otra, llegarán de algún modo.

Quien desee profundizar en este tema, recomiendo que lea el apartado Hacer aquello en lo que creamos íntimamente, del libro de Mónica Cavallé, La Sabiduría Recobrada (pags. 142).

También añadir la semilla de esta reflexión, que ha venido a partir de una alegre noticia, la de que aún hay osados que se atreven a dedicarse a la filosofía, frente a la presión del entorno de que no le va a servir para nada. Personalmente, puedo asegurar que no siempre es así, pues a mi me ha servido de mucho.

Qué dulce rebeldía la de ser uno mismo!

http://www.lavanguardia.com/vida/20160828/404233924150/vocacion-filosofia-curso-universitario.html

One response to “La filosofía, un fin en sí mismo

  1. Doy gracias por haberme dado cuenta de muchas cosas, que me estaban prohibidas por el sistema que me toco vivir, y ahora disfruto de mis escritos sin importarme si les gustará o no, soy yo y lo que me quede de esta vida quiero disfrutar de mi libertad y aprender cada día más junto a las personas que dedican su vida a enseñar a los demás y darles opciones para ser ellos mismos Gracias Abrazo

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.