Intensivo Fuego

taller-fuego-zoom

Con el taller del Fuego cerramos el 2º ciclo dedicado a los 5 elementos del Tao, una propuesta de autoconocimiento y bienestar basada en la filosofía sapiencial, la meditación y diversas prácticas corporales y energéticas procedentes del chi kung y la expresión corporal.

Debido a la situación que estamos viviendo, se ha considerado oportuno volver a realizarlo de forma online, ahora que ya es un medio menos ajeno, por precaución y responsabilidad. Han sido unos meses de reclusión y confinamiento, hay muchas personas -entre las que me cuento- que están deseando que retornen nuevamente los encuentros presenciales. Sin embargo, considero que el hacerlo de esta forma nos puede ayudar a despedirnos de este formato de clases conscientemente, quemar simbólicamente el mundo virtual, ahora que ya empieza el desconfinamiento, para después abrirnos nuevamente al contacto directo con lxs otrxs.

El subtema del taller era inicialmente el “Vivir con Alegría”, puesto que con el Fuego entramos en la fase del verano, el calor, el disfrute. Íbamos a ver cómo hay diferentes niveles de alegrías, cómo hay pequeñas alegrías que suelen solapar una alegría más profunda, y que ésta tiene alguna relación con la sensación de estar viviendo con sentido, de sentirse realizadx, de estar actualizando los propios potenciales. Que puede coexistir junto al dolor y al sufrimiento.

Sin embargo, se ha cambiado el subtema por el de Expandirse puesto que es otro aspecto de la fase Fuego. Crece la energía yang, es un momento de apertura, de ir más allá, de ensanchar internamente el espacio vital, que tan reducido se ha quedado entre las cuatro paredes de nuestras casas estos meses. ¿Qué implica para mi expandirse? ¿Qué es lo que se expande? ¿Qué pasaría si brillara, si me ensanchara? ¿me lo permito?

Haremos prácticas de Chi Kung orientadas a equilibrar la energía del Corazón -donde se alberga el Shen, la Consciencia–  y conoceremos los meridianos del Fuego. Realizaremos algunos ejercicios meditativos y expresivos que favorecen la apertura del centro cardíaco, cantaremos los cuatro brahmavihara para cultivar la compasión y reflexionaremos sobre nuestra forma de amar.

El taller está abierto a todo el mundo, aunque no haya realizado los dedicados a los otros elementos.

“Este mundo, el mismo para todos, no lo hizo ninguno de los dioses ni de los hombres, sino que fue, es y será fuego siempre vivo, que se enciende y se apaga acompasadamente” Heráclito (LXIII)